Temptation Blood

Audición de Edward.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Audición de Edward.

Mensaje  Pamela Lowe el Mar Mar 03, 2009 9:40 pm

Audición.


Me encontraba sentada en el sillón de la sala observando a Nessie -a quien nunca me cansaría de mirar-, ella y Jake parecían ser una sola persona. Ella intentaba lastimar a aquel chico cuyo olor en estos momentos era repugnante, pero quien cuidaba de que Nessie no fuera a hacerse daño.
Escuché unos pasos que se dirigían a mí. Cuando derepente unos dulces labios se posaron en los míos, era tan hermoso sentir aquello que ahora me pertenecía, mis manos se aferraron a su cuello, olvidándome de que estabamos solos.
-Podrían cayarse!!-dijo Jake con sarcasmo-está presente Nessie!
Escuché unas dulces risitas que provenían de los labios de Renesmee, y por instinto Edward y yo nos separamos.
-Lo lamento-dije mientras sentía como si mis mejillas se tornaran de un color rojizo, pero eso no era posible.
Unas risas, las cuales pude identificar y eran las de Emmett, Alice, Jasper y Rose, empezaron a sonar dentro de aquella sala, más sin embargo ninguno se volteó para mirar, eso fue un alivio.
-Quieres ir de caza, Bella?-aquellas dulces palabras hicieron que mi garganta se desgarra y produjera un desagradable calor.
-Creo que es una muy buena idea..
La mirada de Alice resplandeció y antes de formular palabra alguna Edward le gruñó.
-Ni siquiera lo pienses Alice!-dijo Edward con un tono de voz suave pero firme.
-Lo lamento, pero no tienes que decir por ella-dijo Alice mientras se dirigía apresuradamente a tomar mis manos- ¿Serías capas de permitirme remodelar la habitación de Nessie? Recuerda que su crecimiento es muy veloz y dentro de unos días ya no necesitará la cuna.
Pero por Dios esa mujer si que estaba loca, pero no tenía ganas de discutir en esos momentos, solo quería salir corriendo tomada de la mano de mi amado.
-Gracias Edward, pero creo que Alice tiene razón- los ojos de aquella duendecilla se abrieron como platos y sus labios se curvaron de oreja a oreja.
-Mil gracias Bella, no tengo tiempo que perder!-exclamó con mucho entusiasmo.
-Para ser tan pequeña eres un dolor de cabeza muy grande!-le dijo mi esposo mientras ella le sacó la lengua y como una bala salió disparada por la puerta de enfrente.

-¿Qué le va a hacer la tía Alice a mi cuarto, Papi?- pronunció mi hija, mientras su padre la tomaba en brazos.
-Lo remodelará, cariño.-pronunció Edward con un tono de voz que emanaba miel. Como siempre que se dirigía a nuestra hija.
-Renesmee ¿vendrás con nosotros?- no estaba segura de lo que me respondería porque el día anterior había salido a jugar con Jake, lo cual era una caza segura.
-No creo que Nessie quiera seguir presenciando lo que todos tuvimos que soportar hace un momento. Es obvio que no respetan que ella este cerca de ustedes.
-¿No tienes algo que hace, perro?-pronunció Edward al tiempo que alzaba una ceja, visiblemente irritado.
-Cuidar de Nessie.
-Como quieras, hija.- Edward le besó la frente, no era difícil deducir que Renesmee le habías mostrado a su papá el deseo de quedarse.- Tu madre y yo, si iremos de caza.
-Así es. –mi esposo me dio a Nessie, le bese ambas mejillas y se la entregué a Jake.- Cuídala, por favor.
-Como si me lo tuvieras que repetir.- replicó mi lobuno amigo.
-¿Nos vamos?- pronuncié mientras me dirigía a mi flamante esposo.
-Claro, amor.
Nos tomamos de la mano, y salimos corriendo de la casa rumbo al bosque.
-¿Una carrera?- preguntó Edward con una tentadora sonrisa en el rostro.
Solo asentí con la cabeza, tal ves fuera tonto pero observar la hermosura de Edward con la piel brillándole como diamantes, era algo que todavía me dejaba sin palabras. Y aunque mi fuerza de neonata iba disminuyendo cada día, todavía tenía la necesaria para aventajar a mi esposo rara ves lo hacia, no me agradaba la idea d estar lejos de él por muy corto que fuera el tiempo…
avatar
Pamela Lowe
Admin/Cullen
Admin/Cullen

Femenino Cantidad de envíos : 530
Edad : 30
Localización : Caldwell, New York
Fecha de inscripción : 11/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Audición de Edward.

Mensaje  Edward Cullen el Dom Nov 22, 2009 2:01 pm

Le dediqué la sonrisa que a ella tanto le gustaba ver formarse en mi rostro. Hacía aquello para poder su expresión mientras ella esperaba que un tono rojizo coloreara sus mejillas, cosa que ahora era imposible. Era una de las pocas cosas que añoraba de la época en que era simplemente humana junto al arrítmico latido de su corazón.

Echamos a correr con gracilidad por el jardín de Esme hasta llegar al río que lo atravesaba. Ella me llevaba un poco de ventaja debido a que todavía contaba con su fuerza de neófita. Salté tras ella y aterricé junto a una de las rocas.

Para mi absoluta sorpresa, Bella me estaba esperando ahí.

- Bella, a mi tampoco me apetece permanecer alejado de ti, pero es solo una carrera… - dije rápidamente acercándome a su lado.

Tomé su rostro entre mis manos y reposé mis labios sobre los suyos. El dulce néctar de sus labios ocupó mi mente por completo, impidiéndome pensar con claridad y olvidando nuestro propósito original.

A duras penas conseguí apartarme de ella. Ir de caza era primordial. Había notado como al pasar los días sus ojos se tornaban cada vez más oscuros y no quería tentar aún más a la suerte.

- No te apenes amor mío que tenemos toda las noches del resto de la eternidad para estar juntos – le recordé sonriéndole con ternura.

Continué sosteniendo su mano mientras caminábamos a velocidad humana por los desnivelados senderos del bosque en busca de nuestra próxima presa.

El viento cambió su rumbo y desde el norte el aroma de una pareja de pumas llenó nuestros pulmones, transformando nuestras expresiones.

Nos deslizamos con suavidad hacia la fuente de aquel atrayente aroma. Bella se abalanzó sobre la hembra y yo la imité haciendo lo mismo con el macho. La sangre caliente aplacó mi sed con gran rapidez debido a que hacía poco tiempo desde mi última excursión de caza. Cuando dejé a mi presa totalmente vacía, giré mi rostro hacia donde se encontraba mi amada.

Sonreí con placer sin dejar de observarla. Alguna vez Bella me había hecho saber, que verme cazar le era una experiencia sumamente sensual. Ahora yo era el que debía afirmar eso. Ver hincar sus colmillos en el cuello del animal sin el más mínimo esfuerzo era algo que me sorprendía cada vez más.

Jamás habría imaginado que la frágil humana que había conocido un día lluvioso en la escuela, se convertiría en la luz de mi existencia. Ni menos que sería mi compañera de cacería.
avatar
Edward Cullen

Masculino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 21/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.